Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 10 de febrero de 2010

VERONICA LA PENDEJA

Puedes apagar el fuego echándole agua, o puedes avivarlo hasta que agote todo su combustible y se consuma a sí mismo.
Anónimo.


Cada uno de nosotros tenemos una miseria oculta que nos maneja, un pecado constante y recurrente que pone en la boca de otros la frase "El es lindo pero se la caga cuando...." Ilustradora de esa verdad contundente, acerca de nuestra oscuridad más espesa, como el dibujante preciso que sin embargo siempre entrega los trabajos sucios, o el poeta con la más bella de las rimas pero con la más terrible de las ortografías, o la mujer hermosa de sonrisa deslumbrante pero de aliento tenebroso, ese es tu demonio, ese es tu infierno portátil.






Las flaquezas del espíritu que no está completo siempre son el instrumento del dolor, la piedrita en el zapato para ser felices, es tan visible como uno de esos tipos o tipas que salen corriendo en cueros en medio de alguna final de futbol inglés. Y son un serio problema, sobre todo si nuestra felicidad, como buenos tontos que somos, depende de la opinión y la aceptación que los demás expresen acerca de nosotros.









¿Donde vive tu demonio? ¿En tu mente con cara de envidia intelectual? ¿De ansiedad por que reconozcan tus ideas? ¿En tus genitales…empujándote a caer y a dejarte engañar por el deseo con cara de amor, haciéndote lucir disponible todo el tiempo?...como si estuvieras mostrándote para venderte. ¿En tus bolsillos vacios, angustiándote por lo que no tienes, pensando que hacer para conseguir lo que no necesitas, descuidando lo realmente valioso? ¿En tu estomago insaciable que te está matando poco a poco a punta del veneno que te tragas? ¿En tu boca que no para de exponer tu vacio interior…hablando de lo que eres y mostrando lo que no tienes?... ¿En tus ojos desleales…infieles… que evaden los de los demás para que no descubran la lámpara apagada de tu espíritu?... ¿Qué vas a hacer cuando lo encuentres?... ¿Qué vas a hacer cuando te encuentre?







¡CONFRONTA! La cobardía mata el espíritu mientras tú lo ves morir, confronta los monstruos, enfréntate a ti mismo, CONFRONTA A TU BESTIA, no importa cuán grande te creas, el siempre va a tener la boca más grande que tu ego. Pero no llegues solo con tu carita de iracundo poniendo el mejor ángulo a la cámara o tu discursillo de auto ayuda, de librillo barato de Paulo Coelho, en el mundo espiritual, Verónica no se muere con la lluvia, a ella se la comen cruda con guarnición de papas por pendeja, aquí no hay tonos dulces, ni matices autocomplacientes…Confronta, confronta ¡CONFRONTA!





NOTA:
todas las imagenes publicadas esta entrada estan realizadas en tinta sobre papel de 28cm X 22cm el año 2009. Prision de aguadilla. Puerto rico. EU.














4 comentarios:

Javier Quintero dijo...

Me gustó mucho la frase: "como si estuvieras mostrándote para venderte". En efecto, las directrices del discurso capitalista establecen modos de vida obedientes a la oferta y a la demanda, que paulatinamente han transformado a lo humano, su cuerpo, en un consumidor consumido; un mercader de su propio cuerpo que se abastece de artefactos para posar y exhibirse de manera más atractiva a compradores ensimismados en la misma tarea de él.
Respecto a la lucha, la confrontación, es de valientes, decía Freud, el valor de confrontar nuestro sufrir. Luego, algo aún más dificil, ASUMIR, el resultado de la batalla.

Abrazos.

Anónimo dijo...

vaya muchacho...

Anónimo dijo...

siento un gran alivio al ver que no te has muerto, y que sigues dibujando. ojala y te hubiera hecho caso. ahora seriamos dos solitarios acompañandonos, las tontas abundamos, pero no con tanta conviccion de serlo.
pd: tu hija esta muy bella.

Anónimo dijo...

CREO QUE SIGUES SIENDO UN PERDEDOR, UN CHARLATAN, TODAVIA EXITEN LAS Y LOS ESTUPIDOS QUE TE CREEN? POBRES... MORIRAN IGNORANDO TANTA FARSA...